• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Los retos en salud

Dr. César Alvarez Pacheco / cesar_ap@hotmail.com




Nota publicada: 2021-09-12

Los retos en salud.

Actualmente la población en Sonora, enfrenta serios retos en salud pública. Uno de los retos más importantes es la transición demográfica y epidemiológica de la población, que implica la creciente tendencia hacia población más envejecida que demanda principalmente atención a enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, hipertensión arterial, dislipidemias, por mencionar algunas, las cuales implican una elevada carga económica para los propios sistemas de salud y para los pacientes; mientras que la prevención y la atención a enfermedades transmisibles (infecciosas) conocidas y emergentes permanecen también como un reto importante que no debe descuidarse, estos retos son pocos de los muchos a los que se enfrentan las nuevas autoridades en nuestro estado.

Como respuesta social organizada a las demandas de salud de la población están los sistemas de salud, que la Organización Mundial de la Salud define como “todas las actividades cuyo objetivo principal es promover, restaurar o mantener la salud”. Los sistemas de salud son estructuras dinámicas en continua operación, desarrollo y evolución que, de acuerdo con la OMS, se organizan en cuatro funciones básicas: rectoría (concepto relacionado con gobernanza), financiamiento, generación de recursos y provisión de servicios de salud. Esas cuatro funciones se articulan e interrelacionan para cumplir con tres objetivos fundamentales: mantener o mejorar las condiciones de salud de la población, garantizar una óptima capacidad de respuesta (“trato adecuado”) y asegurar la protección financiera a las personas. Ante los retos mencionados anteriormente y como un determinante social de la salud, los sistemas de salud requieren un continuo fortalecimiento y optimización en sus procesos, con miras a mejorar su desempeño y eficiencia, de modo que se garantice la salud de la población de una manera equitativa, pero además eficiente, es decir, con el óptimo uso de recursos financieros, materiales y humanos, asegurando la cobertura universal, que se ha definido como la situación en que “todas las personas reciben los servicios sanitarios de calidad que necesitan sin que ello les suponga dificultades económicas”. En este contexto, es necesario comprender las actividades que desempeñan los sistemas de salud, así como sus cualidades esenciales con fines de analizar su desempeño e identificar oportunidades para su mejora. Es Decir, no son las mismas necesidades en el sur como Huatabampo y Etchojoa, como con Nogales o Agua Prieta, por mencionar algunos ejemplos. Las nuevas autoridades deberán estar conscientes de las necesidades más urgentes sectorizar servicios y priorizar situaciones. Un diagnóstico situacional completo para partir de ahí. De acuerdo diversos autores de mejoras en sistemas de salud, la modulación del sistema de salud implica “establecer, implantar y monitorear las reglas del juego para el sistema de salud, así como imprimir en el mismo una dirección estratégica”. Además, sugieren que la modulación debe estar orientada a asegurar la transparencia en las relaciones o transacciones que se tienen entre los actores de los sistemas de salud, por lo que debe estar a cargo de instancias de carácter público e imparcial. Estos autores identificaron cinco subfunciones básicas de la modulación: desarrollo del sistema, coordinación, diseño financiero, regulación y protección al consumidor.

El financiamiento es una de las funciones esenciales de los sistemas de salud. Esta función básica se refiere a los mecanismos que debe llevar a cabo un sistema de salud para poder financiar el logro de sus demás funciones, como las administrativas, las gerenciales o de rectoría, la provisión de servicios de salud y la generación de recursos, para así poder lograr las metas y objetivos. En el financiamiento de los sistemas de salud existen tres pasos importantes: la recaudación de fondos, la mancomunación y la contratación o compra de servicios. Estos mecanismos son necesarios para lograr el financiamiento de servicios personales y no personales de salud, y así conseguir la cobertura del pago de sueldos del personal que labora en el sistema, el mantenimiento de las instalaciones e infraestructura, el pago por servicios, la compra de materiales o insumos necesarios para la atención a la salud (por ejemplo, medicamentos y dispositivos médicos), el pago por otros servicios como subrogaciones, el desarrollo y la capacitación de recursos humanos, etcétera. Existen diferentes formas de recaudación de fondos por medio de los sistemas de salud y estas dependen de su estructura o modelo de funcionamiento. Las nuevas autoridades deben saber cómo lograr un sistema de salud de calidad y exitoso, innovar ya que no hay rectoría en cuanto a INSABI y sobre todo ser muy sensibles en la población que solicita los servicios.

Dr. César Álvarez Pacheco

cesar_ap@hotmail.com

@cesar_alvarezp

Huatabampo, Sonora.

 



Más información en esta sección ..

Opiniones