• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Grandes perdedores; búhos de excelencia

Azalea Lizárraga / azaleal@golfo.uson.mx




Nota publicada: 2021-04-28

Es una pena que el debate de candidatos a la gubernatura, no permita al ciudadano común y corriente conocer y contrastas la viabilidad de sus propuestas para formarnos una idea clara sobre las diferencias que los hacen ser la mejor alternativa para gobernarnos.

El IEE-Sonora nos quedó a deber y fue el primer gran perdedor, tanto por la elección del formato del debate, como por las fallas técnicas y logísticas del evento, la implementación exagerada de medidas en su intento de controlar todo, sobre todo en materia de seguridad y comunicación. 

De entrada, el instituto electoral debe reconocer le falta asesoría efectiva en la materia y optar por un formato más flexible que facilite el intercambio de ideas en forma ordenada y precisa. 

El instituto está obligado a revisar la parte técnica del siguiente debate, pero también del formato, que sabemos debe ser aprobado previamente por los partidos, para que éste refleje las fortalezas y debilidades de cada candidato y permita el contraste de propuestas y personalidades. Aunque, finalmente, como bien lo dijo El Borrego Gándara, son los hechos no los dichos los que realmente deberíamos analizar quienes iremos a votar.

Perdimos también los ciudadanos porque no pudimos contrastar visiones de gobierno; solo vimos algunos candidatos acartonados que no respondían puntualmente a las preguntas, resultando obvio que no dominaban el tema; un ejercicio de oratoria monótono y desarticulado para otros; además de evidenciar a quienes no pueden negar la cruz de su parroquia en lo de ser comparsa acompañante, listos para canjear en el futuro próximo el bono correspondiente.

Uno se pregunta si el IEE-Sonora estará preparado para la jornada electoral del 6 de junio próximo.

Políticos bajo la lupa

Hoy en día, la narrativa discursiva de la mayoría de los candidatos carece de una esencia que los defina como políticos. Es, más bien, una perorata de mensajes acartonados y descalificaciones, sin el mínimo respeto hacia la ciudadanía que somos su objeto del deseo en la demarcación geopolítica que aspiran representar.

 

Suele decirse que, si andas en la política, debes estar preparado para que hurguen en tu vida presente y pasada, incluso que salgan a la luz secretos celosamente guardados; o que con la embriaguez del poder resurja ese “yo oscuro y primitivo” que violenta cánones morales y de sana convivencia social.

La violencia de género y la pederastia son ejemplos que dejaron de ser temas privados y ocultos, para convertirse en faltas graves reconocidas internacionalmente; abusadores que, cobijados en el fuero que les otorga el cargo político que detentan y/o su relaciones con los que están en el poder, se creen semidioses, confiados en que el brazo de la justicia no los alcanzará, y como la justicia divina les importa un bledo, siguen dañando vidas.

Leía recientemente a una escritora argentina que afirmaba que su relación con la clase política era distante y desesperanzada; que le gustaría hicieran más, cumplieran lo prometido y recordaran que su misión es servir a su país y no al revés; que no se marearan en el poder y cultivaran la capacidad crítica, la independencia y la prudencia.

Como que se antoja demasiado pedir a los que hoy detentan el poder, porque su comportamiento denota lo contrario y en un país tan jodido como el nuestro, la compra del voto es casi la regla. Claro está, siempre existe la posibilidad de que ocurra un milagro y el pueblo despierte, que analicemos la realidad circundante, las opciones que se nos presentan y reflexionemos sobre a quién debemos otorgar el ansiado tache electoral.

Búhos de excelencia

Nada nos alegra más que la responsabilidad y dedicación al estudio de nuestros hijos sea reconocida plenamente, no solo por parte de su institución, sino por organismos evaluadores del sistema educativo en sí. Lo anterior refleja también la calidad educativa institucional en la formación de futuros profesionistas de alto nivel académico, no solo por la pertinencia de los programas educativos, sino por la vinculación con diversos sectores de la sociedad.

Por ello, celebramos que 104 estudiantes de diversos campus de la Universidad de Sonora estarán recibiendo el Premio al Desempeño de Excelencia-EGEL del Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior (Ceneval) que busca promover la cultura del mérito académico, el esfuerzo, compromiso y perseverancia de quienes cursan la educación superior.

Con esta distinción nacional, nuestra Alma Mater presenta el mayor número de estudiantes galardonados por su alto nivel de rendimiento académico; estamos en el primer lugar del noroeste de México y el ocho a nivel nacional, entre escuelas públicas y privadas. Cabe reconocer que, de todos los sustentantes al examen de egreso, solamente el 1% alcanza reconocimiento nacional, ejemplo y referente para las futuras generaciones que cursarán estudios en la Universidad de Sonora.

Este año, los 104 alumnos egresados de Enfermería, Odontología, Químico Biólogo Clínico, Ingeniería Química, Trabajo Social, Psicología, Médico Veterinario Zootecnista, Medicina, Ciencias de la Comunicación, Mecatrónica, Ingeniería en Alimentos, Derecho y Ciencias Computacionales, recibirán un fistol alusivo a la Excelencia Ceneval, en una ceremonia virtual a realizarse en mayo-junio próximo. ¡Enhorabuena!

 



Más información en esta sección ..

Opiniones