• Hermosillo, Sonora, México a     |  Año 24 No. 724    

Las cuatro estrategias para cumplir sus metas en el largo plazo

TermómetroenLínea /




Nota publicada: 2021-04-02

Es fácil soñar con las metas de largo plazo: comprar una vivienda, crear un negocio, alcanzar la libertad financiera, pero pocos lo logran. ¿Qué puede hacer?

Quizá hemos escuchado el mismo consejo desde pequeños sin lograr nunca dimensionar su potente mensaje: “Para soñar en grande hay que pensar en grande”, y aunque en nuestro pensamiento sabemos que está bien proyectar unos objetivos, lo cierto es que no se logra ni la mitad de lo que queremos alcanzar.

Las excusas son muchas. Para el entrenador en mentalidad y experto en lograr que las personas alcancen metas, Paul Raminfar, autor del libro ‘Habilidad Millonaria’, muchas veces las metas no se alcanzan porque están atadas a un resultado, el cual si no se logra además en corto tiempo, trae la frustración y el abandono de la meta. Vea más información en Finanzas Personales.

“El problema es que las metas cortas están atadas a un resultado que es muy pequeño, son metas muy pequeñas, entonces las personas las subestiman en la gran mayoría de los casos y no tienen la motivación suficiente para realizarse. El 95 % de las personas en el mundo viven sin metas y por eso, quien las tiene, entra al club del 5 % de personas que vive con sus objetivos claros”, indica el especialista.

De acuerdo con Jory Mackay, especialista de Rescuetime y autor invitado en FastCompany para el artículo “7 tácticas mentales para lograr objetivos en el largo plazo”, cuando no se tienen metas es como emprender un viaje por carretera sin un mapa. “Es posible que veas algunos paisajes agradables en el camino, pero no llegarás a ningún destino”.
Para alcanzar las metas en el largo plazo, lo principal es que hay que aprender a vencer el miedo y para Mackay, estas son las cuatro mejores prácticas tomadas de los mejores entrenadores, psicólogos y emprendedores del mundo.

#1. Conecte sus objetivos de largo plazo con sus valores

¿Cuántas veces ha abandonado una meta de largo plazo cuando se dio cuenta que no disfrutaba el trabajo que usted estaba haciendo para lograrla? Las metas adecuadas requieren de un compromiso con el proceso y no solo con la meta final. Si su objetivo de largo plazo es comenzar un negocio porque quiere mucho dinero, no por un valor intrínseco como ‘alcanzar la libertad’ o ‘tener espíritu empresarial’ es más probable que abandone.

Por eso, el primer paso para establecer objetivos a largo plazo que lo motivarán a alcanzar es definir sus valores fundamentales. Suponga que estos son valores con los que usted se identifica:

Reconocimiento
Liderazgo
Estabilidad
Compasión
Audacia
Libertad
Lealtad
Optimista
Digamos que usted se identifica con el Liderazgo, en ese caso algunos ejemplos de objetivos profesionales a largo plazo y realistas podrían ser:

Convertirme en gerente senior de mi trabajo actual
Iniciar mi empresa
Convertirme en mentor de otras personas que han pasado por mi situación
¿Por qué funciona? Porque sus valores fundamentales no variarán mucho en el tiempo. Cuanto más pueda conectar las metas de largo plazo con valores se convierte en el tipo de persona que quiere ser y se mantiene más motivado para alcanzarlas.

#2. Convierta los sueños en pasos concretos
La profesora de la Universidad de Nueva York, Gabriele Oettingen, autora de la “teoría de la realización de la fantasía” recomienda una estrategia simple para lograr que los sueños se materialicen, en inglés se llamaría Woop que traducido a español quiere decir: Deseo, Resultado, Obstáculo y Plan.

Deseo: ¿Qué es exactamente lo que quiere?
Resultado: ¿Cuál sería el resultado de lograr este deseo?
Obstáculos: ¿Qué se interpondrá en el camino para lograr este resultado?
Plan: ¿Cómo superará estos obstáculos?
Es un proceso simple, pero comprender claramente lo que se interpondrá en el camino de sus objetivos a largo plazo aumentará en gran medida las posibilidades de que se ciña a ellos.

#3. Divida los objetivos de largo plazo en tareas de corto plazo
Digamos que usted quiere escribir una novela. Entiende que en el camino encontrará obstáculos y que los superará pero ¿Ahora qué? ¿Es solo sentarse y escribir? Esto podrá funcionar por algunos días pero lo más probable es que pierda el impulso rápidamente.

En su lugar, escriba los tres o cinco pasos que pueda realizar en unos 30 minutos al día para comenzar. El siguiente es un ejemplo práctico:

Objetivo: Escribir una novela.

Próximos pasos:

Dedique 30 minutos al día para describir el primer capítulo.
Comprométase a escribir 200 palabras todas las mañanas antes del trabajo.
Todos los domingos por la noche, edite lo que escribió durante la semana y luego planifique en qué trabajará a continuación. Se necesita un poco de esfuerzo adicional inicial, pero planificar meticulosamente los pasos que debe seguir para alcanzar sus objetivos a largo plazo lo ayuda a poner un pie adelante del otro, incluso cuando esté exhausto o desmotivado.

#4. Programe sus objetivos para evitar la decisión de si trabajar o no en ellos todos los días

Programar cuándo y cuánto tiempo trabajará para alcanzar sus objetivos a largo plazo le ayudará a superar lo que se llama fatiga de decisiones.

Aquí es donde te abruman todas las elecciones que tienes que hacer cada día y prefieres lo que es fácil. (Es la razón por la que puede comprar comida rápida en el camino a casa desde el trabajo aunque tenga el objetivo de perder peso).

Si bien, establecer plazos claros para sus objetivos puede ayudarlo a evitar la fatiga de las decisiones, una de las cosas más fáciles que puede hacer es cambiar su rutina matutina.

Las investigaciones muestran que, en promedio, somos más productivos y enérgicos en las primeras horas de nuestro día. Esto lo convierte en una oportunidad perfecta para dedicar su trabajo diario a sus metas a largo plazo.

Por ejemplo, diseñador y director ejecutivo de SuperBooked, Dan Mall se asegura de tener una hora fijada para un trabajo significativo todas las mañanas antes de su trabajo diario. En lugar de gastar energía en decidir en qué trabajar, simplemente está cumpliendo con una decisión que ya se ha tomado: Despierta. Trabaja en un trabajo significativo.

Piense en todos los escenarios en los que puede deshacerse de la fricción de la elección en su vida.

Si su objetivo a largo plazo es convertirse en corredor, prepare su ropa para correr la noche anterior. Si su objetivo es pasar más tiempo leyendo, intente enterrar su teléfono en su bolso o en un cajón y tenga un libro y una libreta a su lado. fuente:https://www.valoraanalitik.com/



Más información en esta sección ..

Opiniones